Una nación de contrastes, Israel está profundamente arraigada en la historia y acelera hacia el futuro. Aunque no es el destino de expatriados más convencional, el país tiene una gran belleza que espera ser descubierta, sin mencionar las abundantes oportunidades para avanzar en su carrera.

Accede al CONTENIDO completo
Fuente: Cigna