La generalización del trabajo híbrido parece algo inevitable e imparable.
En marzo de 2020 y sin que nadie fuera consciente, se desencadenó un experimento a escala global que nadie preveía. No obstante, muchos hablaban de ello como una tendencia de futuro en el mundo del trabajo.

Accede al CONTENIDO completo
Fuente: EY