La futura directiva de la UE no fija un salario mínimo, y se limita a señalar la posibilidad de aplicar «valores de referencia indicativos comúnmente utilizados internacionalmente», como el 50% o 60% del salario medio bruto del país.

Accede a la NOTICIA completa
Fuente: NPS Asociados