Organizar un viaje genera grandes expectativas, pero no siempre se cumplen. Es habitual que se den problemas, con los que no contamos, a la hora de disfrutar unas vacaciones, por ejemplo, se retrasa o se cancela nuestro vuelo, se pierde el equipaje, los servicios de hotel que hemos contratado no son los que nos ofrecen a nuestra llegada…. Sepa que, en estos casos, tiene derecho a reclamar e, incluso a recibir una compensación.

Accede a la NOTICIA completa
Fuente: Lefebvre