En un mercado cada vez más flexible y cambiante, en el que las nuevas formas de trabajar se van extendiendo en las organizaciones, hay un colectivo que puede verse especialmente afectado por las Políticas de Recursos Humanos o, al vivir su propia casuística, verse al margen de las mismas. Por ello, resulta imprescindible escuchar a los empleados expatriados de forma continuada para entender sus experiencias y percepciones y como éstas afectan a la buena marcha de los negocios.

Accede a la NOTICIA completa
Fuente: Mercer