Con el telón de fondo de una pandemia global, las empresas que están poniendo a las personas en el centro consiguen prosperar. Al crear un ambiente de trabajo que proporciona seguridad, motivación y sentido de pertenencia, son más capaces de capear las “tormentas más feroces”. Son resilientes.

Accede a la NOTICIA completa
Fuente: Aon