Desde el inicio de la pandemia, hace ya casi dos años, el teletrabajo se ha convertido en una realidad muy presente en nuestro día a día. Si bien al principio se utilizó principalmente como una solución transitoria a las restricciones sanitarias, la realidad es que cada vez más empresas apuestan por la flexibilidad y consideran el trabajo en remoto no sólo como una herramienta de gestión de los recursos humanos, sino como un arma de atracción y retención del talento.

Accede al CONTENIDO completo
Fuente: KPMG