La elegancia y belleza de las ciudades de Suiza no pasan desapercibidas y son el sueño de numerosos expatriados en todo el mundo atraídos por los encantos de este país.
A ello se une, los paisajes alpinos idílicos con verdes profundos, lagos y una naturaleza en medio de grandes ciudades comerciales, sedes de grandes marcas de lujo gracias a la mítica industria relojera. Se puede decir que Suiza es un país “pacífico” gracias a su neutralidad en las diferentes guerras, el país presenta un nivel de criminalidad extremadamente bajo y una prosperidad económica y política excepcional. No es de extrañar que junto a Dinamarca sea uno de los países con mejor calidad de vida del mundo.

Accede a la NOTICIA completa
Fuente: Grupo Amygo